La finca ubicada en el corazón de Bot y propiedad de la familia Bosch-Llovet, se conoce como Cal Menescal. Según los datos existentes fue edificada a principios del siglo XIX por el antepasado Fuster, de profesión veterinario («menescal» en catalán antiguo), aunque bien podría datarse de finales del siglo XVIII.

La transformación de la uva en vino, se remonta a antes de 1860. La existencia de una bota de 1600 litros de capacidad de esta antigüedad y que aún conservamos en la bodega, da fe de la tradición vitivinícola de nuestra familia.

A finales del siglo pasado, pequeñas bodegas de la zona deciden abandonar la práctica de la elaboración de vinos de mesa o de apoyo a vinos poco estructurados, para adentrarse en la vinificación del fruto de las viñas viejas y seleccionadas, consiguiendo vinos de gran calidad.

Celler Menescal es también en este momento, finales del siglo XX, cuando comienza a cambiar y a mirar al futuro.

En el año 2000, sacamos al mercado las primeras líneas de vinos de calidad, que fueron: Vall del Racó y Avus. A lo largo de estos años, hemos añadido nuevas referencias comerciales y hemos cambiado la marca Vall del Racó dejando solo el término MENESCAL, que aglutina todos los productos y colecciones de nuestra bodega.